Seguro que tienes algo con que grabar en video cerca, un móvil, una cámara, una webcam… En la era digital, donde todo se puede ver en una pantalla, a veces el detalle está en hacer algo tangible.

Así que volvamos al origen de las películas los “flipbooks” (no encontré un nombre en castellano para estos libritos animados folioscópios en español), esos pequeños videos stop motion, en la palma de tu mano. Vía photojojo encontramos un completo tutorial sobre cómo fabricar un flipbook, ideal para regalar o para enseñar a los amigos.

Y si eres un verdadero artista puedes conseguir cosas increíbles como esta: